Fisio & Music: un proyecto orientado las lesiones típicas de los artistas

fisioterapia y música

La Fisioterapia en artes escénicas. Fisio&Music  es un proyecto calandino que tiene como objetivo tratar y prevenir las lesiones típicas que se dan entre artistas

Para aquellos que se dedican al mundo de las artes escénicas, el propio cuerpo se convierte irremediablemente en su instrumento, el cual deben cuidar y saber utilizar correctamente. Es precisamente con este objetivo que nace el proyecto “Fisio&Music”, en Calanda, de la mano de Laura Insa y Mª del Mar Durán. Estas profesionales se conocieron en el conservatorio de Alcañiz y siguieron formándose en el campo de la fisioterapia. La música fue la que las volvió a unir, pero con un punto de vista diferente.

Pretenden adentrarse en una especialidad dentro del sector de la fisioterapia que todavía no es demasiado conocida en España, y una disciplina que centra sus esfuerzos entorno a la música, aunque incluye también otros aspectos como la voz y el teatro. Según ellas mismas: “Es una rama de la fisioterapia dirigida a la prevención y el tratamiento de las lesiones propias de los profesionales de las artes escénicas como músicos, actores, actrices, vocalistas y bailarines”.

El objetivo de ‘Fisio & Music’ es el de “aportar nuestro granito de arena desde el ámbito de la fisioterapia para crear conciencia sobre la importancia del cuerpo como herramienta de trabajo y la repercusión de su uso sobre el rendimiento musical”, afirmaba Durán.

Desde la perspectiva musical, aseguran que es muy importante conocerse a uno mismo. “Como músicos necesitamos que nuestro cuerpo funcione correctamente, necesitamos entenderlo y aprender a escucharlo para así poder evitar a medio o largo plazo lesiones derivadas de la práctica instrumental. Es importante entender que nuestro cuerpo es la primera herramienta de trabajo, antes incluso que el propio instrumento”.

Este proyecto tiene como fin la prevención de las lesiones de músicos y profesionales de la voz, extendiéndose más allá de los vocalistas, como locutores, presentadores, profesores… Las dolencias más características de este colectivo profesional son las contracturas (por las posturas que adquiridas con el instrumento), y las tendinitis (especialmente en hombros y dedos por los movimientos repetitivos). “Este tipo de problemas se tratan con reeducación postural y conciencia del movimiento y del correcto uso del cuerpo, sumado al tratamiento tradicional para estas lesiones”, explicó Durán.

Aseguran que la formación es una pieza fundamental para llegar al mayor número posible de profesionales: “Hasta la fecha hemos participado en la semana cultural del conservatorio profesional de música Miguel Fleta de Monzón, hemos realizado un curso intensivo de fin de semana para chelos y clarinetes en el Conservatorio Profesional de Música de Huesca y hemos participado en el III curso MMM de Clarinete en Valderrobres (Teruel)”.

En estos cursos, se explica la importancia de las estructuras anatómicas en relación a la práctica musical, intentando crear conciencia corporal y fomentar buenos hábitos posturales a la hora de tocar el instrumento y todo tipo de recursos para mantener la buena calidad del sistema muscular y analizar y reeducar la postura individualmente atendiendo a las características propias de cada músico.

Esta disciplina, según explican, lleva mucho tiempo desarrollándose en Francia. En España, a nivel médico aparece la especialidad a finales de los años 90, pero en el ámbito de la fisioterapia no se da hasta principios del siglo XXI”, aseguran. Por eso, encontrar formación específica en el campo de la fisioterapia en artes escénicas no ha sido tarea fácil: “Nosotras la llevamos a cabo en Barcelona, donde coincidimos con gente de toda la geografía española, que trabajan con músicos en Madrid, Barcelona y Murcia”.

La importancia de escuchar

Las fisioterapeutas aseguran que, como norma general, escuchar, interpretar y valorar las señales que nos manda el mismo cuerpo cuando algo no funciona bien durante la práctica instrumental no es una tarea sencilla: “Habitualmente, como músicos todo nuestro interés se centra en el sonido, la articulación, el tempo, la dinámica de la música y una lista infinita de sutilezas que hacen que la música tenga la magia que tiene. Sin embargo, la magia de la interpretación solo puede lograrse sintiéndonos bien”, explican.

Por otro lado, han asegurado que desde el punto de vista físico hay también una infinita lista de sutilezas que podrían trabajarse: “El trabajo de la fisioterapia no solamente es terapéutico, que indudablemente tiene su papel, si no también, preventivo. Esta prevención tiene como punto de partida, conocer nuestro cuerpo, tomar conciencia de él, sentirlo, activarlo, relajarlo… en definitiva tener conciencia del mismo y de su funcionamiento en relación a nuestra práctica instrumental”.

¿Te ha gustado? Pues compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

Comments


Deja un comentario