Curso de fisioterapia para prevenir lesiones en guitarristas

curso fisioterapia guitarra

Esta semana se celebrará en Valencia un curso de Fisioterapia para guitarristas a fin de prevenir y rehabilitar lesiones

Valencia acogerá entre el 21 y 26 de julio el IX Curso Ricardo Gallén de Guitarra y Fisioterapia, una edición que recibirá a guitarristas de todos los países del mundo para sus clases de prevención y rehabilitación ante las lesiones más comunes provocadas por su profesión.

El curso está dirigido por el valenciano Toni Cotolí, quien sufrió una tendinitis aguda y una atrofia de los músculos del brazo provocadas por su trabajo de guitarrista.

En palabras del propio Cotolí, “las lesiones musculoesqueléticas que sufren los músicos son tan específicas que traumatólogos o fisioterapeutas sin experiencia en atender al colectivo no son capaces de diagnosticarlas y tratarlas“.

curso fisioterapia guitarraSegún el guitarrista, la prevención es la forma más eficaz para luchar contra las lesiones: “hacer calentamientos y estiramientos, tener una buena postura manteniendo las muñecas alineadas con los antebrazos, tocar con la máxima relajación corporal y percepción muscular o fortalecer la musculatura especifica que se usa para tocar la guitarra“.

El chileno Leonardo Muñoz, músico profesional desde hace una veintena de años y profesor de guitarra, repite por tercera vez como alumno de este curso.

Las versiones anteriores me han hecho entender que no hay necesidad de forzar el cuerpo con una técnica extremadamente rígida para tocar el instrumento, me han aportado una serie de herramientas para mi práctica diaria y me han dado una visión más integral para abordar mis propias problemáticas y las de mis alumnos“, ha explicado.

Una de las alumnas inscritas en el curso, la guitarrista costarriqueña de 22 años María José Martínez, sufrió hace dos años una lesión en los tendones extensores de la mano derecha: “Estuve tres meses con la mano inmovilizada, empecé a leer todos los manuales sobre cómo recuperar las conexiones sensoriales de mi mano. Uno de ellos me recomendaba fortalecer mis tendones extensores con un trabajo técnico a través de toques flamencos, le hice caso y con trabajo diario conseguí recuperarme“.

¿Te ha gustado? Pues compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

Comments


Deja un comentario