Los masajes como remedio contra el estrés

masajes

Los masajes, un buen remedio contra el estrés

De los cinco sentidos que tenemos, el tacto es el primero que desarrollamos. El TRI (Touch Research Institute, Universidad de Miami) ha demostrado los múltiples beneficios que, mediante nuestras manos y la realización de masajes, puede tener el tacto. Y cuando hablamos de beneficios nos referimos a los efectos beneficiosos sobre problemas como la ansiedad, las migrañas o, incluso puede ayudar al fortalecimiento del sistema inmunológico.

Más de cincuenta estudios del TRI confirman desde hace ya algunos años, la importancia de los masajes, no solo como complemento para la medicina tradicional, sino también como medio vehicular de la salud. Dichas investigaciones muestran, por ejemplo, que los asmáticos que reciben masajes como terapia, mejoran notablemente su capacidad respiratoria. No solo eso, se ha probado incluso que los masajes ayudan a tranquilizar e incrementan la recuperación de tejidos de pacientes que han sido víctimas de quemaduras.

Por si fuera poco, los masajes ayudan además a mejorar la circulación sanguínea y linfática. Un estudio realizado en la Universidad de Warwick (U.K.), afirma que los masajes ayudan a los niños a dormir mejor, reducir el llanto y sufrir menos estrés.

En este mismo ámbito, otra investigación desarrollada en el TRI muestra que los bebés prematuros que reciben masajes diariamente aumentan de peso más rápidamente y son dados de alta seis días antes que aquellos que al contrario no han recibido este tratamiento.

Existen muchos tipos de masajes y estos se han convertido en una auténtica moda social. En Alexandra Niñerola somos conscientes de la importancia de los masajes terapéuticos a la hora de aliviar dolencias no solo físicas, sino también mentales. Además, realizamos diferentes servicios fisioterapeuticos en los que se incluye la aparatología sant cugat, y la especialización de fisioterapia ginecológica.

¿Te ha gustado? Pues compárteloShare on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on Tumblr

Comments


Deja un comentario